top of page

Máquinas del Recuerdo ~ Un nostálgico viaje musical

Updated: May 28, 2023

Con motivo del reciente estreno de la obra Máquinas del Recuerdo (Memory Machines) el pasado 16 de abril en el Goodlet Theater en la ciudad de Hialeah, tuve el privilegio de asistir a tan inusitada obra musical, con selecciones del repertorio operístico tradicional como "Vissi d'arte"de Puccini, así como también la bella aria "Al Partir" con letra de la espléndida poesía de Gertrudis López de Avellaneda, aria incluída en una de las más recientes óperas de la actualidad "Miami Transfer", con música de Luis Prado y Libreto de Daniel Daroca.

El repertorio incluyó bellas canciones y trabajos de la compositora americana Amy Beach, además de otras muy agradables sorpresas musicales.

La historia, cuyos diálogos fueron improvisados magistralmente por Sandra López y Daniel Daroca, nos contaban de la siempre intrigante relación espacio-tiempo, traducida a través de la casa de la abuela, como el espacio y, las remenbranzas en torno a los objetos que la habitan. El recuerdo de la abuela, personaje central y oculto de la obra, es lo que lleva el hilo conductor, el hilo de Ariadna.


La abuela es el perfume que habita la casa e impregna todos los objetos que la constituyen. La abuela representa la inspiracion, la brújula, el telescopio. Quien enseñó a sus nietos el arte de la navegación, de los sueños, de la creatividad, del arte y de la música. Nos remite a nuestras culturas latinas, la que traemos, sumada a la que nos alberga ante los ecos del exilio, y nos muestra nuestras costuras culturales, y raíces enaltecidas a traves del arte, la música, la poesía …


Un espacio de recuerdos vertidos en cada objeto traído de Cuba a Miami como señala uno de sus actores,“Se conservó lo que se pudo y mucho hubo que dejarlo,”- yo agregaría- y mucho lo que se trajo y se hizo legado. Inmediatamente escuchamos en claro español "Vamos a jugar, la musica es para disfrutarla".


Abrir las gavetas, albumnes, cajones y baúles fue una suerte de descubrimiento de esa abuela, su música y sus canciones preferidas. Intersección geográfica, artística y cultural de dos mundos, que podemos adivinar por sus sombreros, bufandas y partituras que nos hablan de una mujer cristalina, con su nostalgia, su admiración y reconocimiento de la música, que como es de esperar no excluyen la música de autoras femeninas. Amy Beach ocupó un lugar especial en este encuentro con la abuela. Disfrutamos su música y sus canciones. Hermosa revelación femenina una de las primeras compositoras de la historia de Estados Unidos Amy Beach, parafraseando a Daniel, el personaje que toca el piano (pero es un violinista), "...este fue un viaje por los corredores de la casa de la abuela”, que logró hacer sentir a la audiencia la energía que habitó ese espacio imaginario cargado de hermosos recuerdos y de música, que nos refiere de inmediato a algunas costumbres del pasado y nos muestra la necesidad de re-aprender de las formas pasadas, como ejemplo, al referirse al estudio y a las anotaciones de la abuela sobre la partitura, al cambio de costumbre para comunicarse: "ya no se escriben cartas! todo es electrónico y rápido!". En palabras de Daniel “no hay nada como lo que recoge el papel y la tinta", a lo que Sandra agrega: “lo que me gusta de escribir es que nos tomamos más tiempo para pensar, te da más tiempo de pensar una frase, una palabra lo que quieres comunicar, ahora todo es muy rapido...”.


Y pienso… todo comienza a partir de los cambios y nos encontramos frente a los cambios de los cambios… ante los cuales surge la palabra: Esperanza. La Esperanza como un claro de luna de Debussy, y así saber que no todo esta perdido.


Y retornamos al momentos antes del cambio, el momento de decidir, en palabras de Sandra: "...Dejar las cosas de repente y tener que escapar y dejar las cosas como estaban". Tenemos momentos en la ópera en los cuales tenenos que tomar acción y no sabemos qué hacer, sólo nos queda tener un poco de fe y lanzarnos, no hay tiempo, eso es el Vissi d’arte.

Fue un programa musical, de teatro y poesía, extraordinario lleno de frescura y sentimiento ante la hermosa música y los intérpretes que nos brindaron su prodigioso arte y nos trasladaron con su maravillosa magia a una pausa en el tiempo, en esta sala de la maravillosa y encantadora abuela de Máquinas del recuerdo, una máquina del tiempo, una máquina de música, una máquina del amor al arte, a la música, a la vida. Gracias por tanta belleza e inspiracion, Vale la pena Recordar. Bravi!!!


Los invito a ver el video de la obra que se encuentra más arriba en este breve escrito, les pido que estén muy atentos porque pronto volverá a algún bienaventurado escenario de Miami... ¡Máquinas del Recuerdo!


Xiomara Ponce




22 views0 comments

Recent Posts

See All

Musical Coaching

Most musical coaching- and most music teaching, for that matter- falls within what Freire called the “banking education” model (Freire, 1968). In a typical session, the expert (the well of knowledge)

Opposites

Just as Mediocrity helps to balance out and enhance Excellence (see In Praise of Mediocrity) , musical works and musical performance are enriched by the workings of pairs of opposites. Here are some i

In Praise of Mediocrity

Mediocrity rises early and goes to market. Her daughters: Superficiality, Banality, Vulgarity, Triviality, Vanity, Frivolity, Vacuity, and Envy accompany her. One may recognize them by the way they wa

Comments


bottom of page